domingo, 17 de mayo de 2015

Frente a su odio, nuestra alegría

Los marxistas-leninistas de Ernai e Ikasle Abertzaleak volvieron a sembrar el odio ayer en las calles de Pamplona. Ante la pasividad de la policía del régimen al que dicen criticar, realizaron diversas acciones de propaganda violenta para asombro de los vecinos que disfrutaban de una pacífica mañana de sábado.


Como carlistas pensamos que es necesario hacer frente al sistema, pero la oposición ha de hacerse con afán de construir una alternativa respetuosa con la dignidad de las personas. Las acciones realizadas ayer por los participantes en la marcha "Erregimena kanpora!" contra la iglesia de San Ignacio y la parroquia de San Nicolás son la prueba de que la alternativa que proponen los colectivos implicados no es ni respetuosa ni razonable.

Tampoco es razonable la actitud de los políticos del sistema que ayer denunciaban el ataque perpetrado contra la casa de Lourdes Goicoechea, pues su policía, la policía que recibe las órdenes de la delegación del Gobierno, no actuó porque, suponemos, no recibió la orden de hacerlo. 

Esta misma mañana voluntarios carlistas de Pamplona han restaurado la pared de la iglesia ensuciada ayer por los manifestantes. De forma discreta y de buen humor los voluntarios han pintado por encima de mensajes que incitaban al odio.

Actualmente los voluntarios de la propaganda carlista están trabajando también en una campaña a nivel nacional para promover que en las elecciones del próximo domingo se vote a candidaturas independientes, integradas por vecinos y no por afiliados y simpatizantes de las ideologías (liberales, marxistas, etc.) que han convertido nuestras calles en campos de batalla. 

Hoy, como ayer, quienes odian vuelven a toparse con los carlistas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada